Hospital Universitario Reina Sofía
El Reina Sofía organiza un encuentro con especialistas en el manejo del hepatocarcinoma
El Hospital Universitario Reina Sofía ha organizado un encuentro dirigido a facultativos y residentes de los servicios de Aparato Digestivo de Andalucía para profundizar en el abordaje clínico del hepatocarcinoma, el tumor hepático primario más frecuente y que supone actualmente la primera causa de muerte del paciente con cirrosis hepática y la cuarta causa de muerte relacionada con el cáncer. Se trata de la primera vez que se organiza un encuentro de estas características, que ha permitido a los asistentes conocer de forma más específica los aspectos clínicos esenciales en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.
31/10/2019

El Reina Sofía organiza un encuentro con especialistas en el manejo del hepatocarcinoma
El Reina Sofía organiza un encuentro con especialistas en el manejo del hepatocarcinoma
El Hospital Universitario Reina Sofía ha organizado un encuentro dirigido a facultativos y residentes de los servicios de Aparato Digestivo de Andalucía para profundizar en el abordaje clínico del hepatocarcinoma, el tumor hepático primario más frecuente y que supone actualmente la primera causa de muerte del paciente con cirrosis hepática y la cuarta causa de muerte relacionada con el cáncer. Se trata de la primera vez que se organiza un encuentro de estas características, que ha permitido a los asistentes conocer de forma más específica los aspectos clínicos esenciales en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

El encuentro, que se ha celebrado durante la tarde de ayer, comenzaba con una exposición general del manejo del hepatocarcinoma y los retos de futuro, a cargo del jefe de sección de Hepatología del Hospital Reina Sofía, José Luis Montero. Tras la ponencia, se han desarrollado cinco talleres, a cargo de especialistas del servicio de Aparato Digestivo con larga experiencia en la materia como Pilar Barrera (Hospital Reina Sofía), Manuel A. Macías (Hospital Puerta del Mar), Miguel Jiménez (Hospital Regional de Málaga), María Teresa Ferrer (Hospital Virgen del Rocío), María Ángeles López (Hospital Virgen de las Nieves) y el especialista en Radiología del Hospital Reina Sofía Luís Zurera. 

Los siete ponentes han expuesto la importancia del diagnóstico temprano y los programas de cribado, así como los tratamientos más eficaces disponibles en función del estadio del tumor. 

El hepatocarcinoma es el tumor hepático más frecuente, con un perfil masculino, cuya incidencia va en aumento y que está relacionado con la cirrosis hepática, siendo la primera causa la infección por el virus C de la hepatitis y el alcohol.  La ecografía periódica es la herramienta de diagnóstico precoz más importante y se complementa con la resonancia magnética y el TAC. 

Según destaca José Luis Montero, “el Hospital Reina Sofía es referencia para otras provincias en el tratamiento de este tumor y, aunque seguimos enfrentándonos a una elevada mortalidad, los nuevos fármacos que han ido apareciendo dirigidos al tratamiento sistémico, la mejora de las técnicas de imagen, así como las alternativas terapéuticas como la cirugía y el trasplante, ablación percutánea y quimioembolización transarterial han mejorado el pronóstico de forma significativa”.  

No obstante, añade, “nuestra mejor herramienta sigue siendo el diagnóstico temprano de la enfermedad”. En este sentido, el doctor Montero destaca que los pacientes que se encuentran en el programa de cribado son personas con cirrosis, ya que esta patología es el factor de riesgo más importante el desarrollo del hepatocarcinoma. “Una vez que se diagnostica una enfermedad del hígado en estadio cirrótico en una persona, ésta pasa a formar parte de nuestro programa de cribado, en el que le hacemos seguimiento cada seis meses. Esto nos permite garantizar, en la mayoría de los pacientes con factores de riesgo, localizar el tumor en estadio inicial y, por tanto, ofrecerles tratamientos más eficaces”. Además de la detección precoz, es importante, según destaca el especialista, “la prevención, es decir, evitar consumir alcohol y llevar una vida saludable, principalmente” y si hay infección por virus de la hepatitis recibir el tratamiento antiviral adecuado. 

En la actualidad, existen diversas modalidades de tratamiento, aunque sólo el trasplante hepático o la resección quirúrgica son opciones curativas. Otras modalidades de tratamiento no quirúrgico son la quimioembolización transarterial, la ablación por radiofrecuencia, la radioterapia transarterial y la quimioterapia sistémica. El tipo de tratamiento que un paciente debe recibir se decide por parte de un grupo multidisciplinar de especialistas en función del estadio del tumor.  








Noticias
Información
 
Redes sociales

Córdoba Sana © 2010-2019
Diseñado por Óscar Córdoba